F.A.Q.

F.A.Q. Preguntas frecuentes

Preguntas y respuestas más frecuentas, si no obtienes respuesta de esta F.A.Q., Pregúntanos!!!


F.A.Q. para Clientes

Normal

Nuestros productos están libres de tóxicos, sin dos del petróleo ni parabenos. No contienen ningún producto dañino para la piel. Son productos elaborados artesanalmente componentes naturales. Nuestras formulas están desarrolladas para contribuir al medio ambiente, no están testadas con animales.

Las materias primas proceden  de plantas.

No contienen, colorantes sintéticos, fragancias sintéticas, siliconasquímicas, materias etoxiladas y parafinas y otros productos derivados del petróleo. Las radiaciones, ni en la materia prima ni en losproductos para eliminar gérmenes o bacterias

Nuestros productos son naturales, evitan en gran medida problemas cutáneos como dermatitis, irritaciones..

  • Disminuyen notablemente el riesgo de reacciones alérgicas, muy comunes hoy en día. Cuidado y equilibrio natural.
  • Favorecen las funciones naturales de nuestra piel, cabello, etc.…
  • Cuidamos el medio ambiente y los animales.
  • Elaboración prácticamente artesanal.

Aceites vegetales 100% puros y de primera prensión en frío.

No contienen conservantes.

Se obtienen mediante la primera presión en frío de los granos de la planta o de la pulpa y procede de cultivos libres de pesticidas y de otros tratamientos químicos.

La presión en frío, es un modo de extracción exclusivamente mecánico que se realiza a baja temperatura, preservando de este modo la proporción de ácidos grasos esenciales, vitaminas, antioxidantes naturales y no necesita ningún aditivo.

La primera extracción denominada «primera presión» da como resultado un aceite puro y verdaderamente oleaginoso.

ACEITES NATURALES DE PRIMERA PRESIÓN EN FRÍO

Aceite  de Aguacate (Persea Gratissima Oil 100% puro)

Se extrae por primera presión en frío. Es un poderoso antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel. Su gran capacidad de absorción, ácidos grasos instaurados, y fitoesteroles, le confieren propiedades cosméticas, nutritivas, suavizantes, dermoprotectoras, reparadoras y emolientes. Aumenta la regeneración de tejidos y mejora las propiedades elásticas de la piel. Protege a la epidermis de las agresiones externas ya que posee un buen filtrante de los rayos ultravioleta de la luz solar. Es muy apropiado para todo tipo de pieles especialmente para las muy secas y sensibles. Posee una excelente penetración trans-epidérmica que traspasa y nutre las diferentes capas de la piel. Tiene un alto poder humectante y emoliente que suaviza y relaja la piel. El aceite de Aguacate es un preciado aceite con alto contenido en vitaminas A, B1, B2, B5, D y E que nutre en profundidad. Hidrata, protege y reduce la descamación y sequedad regenerando intensamente la piel. Estimula la producción de colágeno y disminuye la inflamación.

Aceite  de Almendras Dulces (Prunus Dulcis Oil 100% puro)

Se obtiene por presión en frío de las almendras. Es rico en vitaminas A y E, proteínas, sales minerales y ácidos grasos que confieren propiedades emolientes, nutritivas y antiinflamatorias. Es adecuada para todo tipo de piel, proporcionándole elasticidad, dejándola hidratada y suave.

Para hidratar la piel: Su principal función es la hidratación sin obstruir los poros de la piel. Esto es posible gracias a la presencia de ácidos grasos esenciales, gracias a ellos, las membranas celulares que necesitan estos lípidos refuerzan su estructura y la retención de agua, evitando su pérdida y por tanto la sequedad de la piel.

Para las cicatrices: presenta una fuerte actividad regeneradora, por lo que son convenientes aplicarlos sobre cicatrices leves. Su aplicación continuada favorecerá la reducción de las mismas. Cabe recordar que no debes aplicarlo sobre heridas abiertas, ya que no puede entrar en contacto directo con el sistema circulatorio. Puedes masajear alrededor o esperar a que la herida se cierre para poder eliminar la cicatriz.

Para las estrías: Reduce el tamaño de las estrías rojas. Para ello solo tienes que depositar unas gotas de aceite de almendras sobre la parte del cuerpo afectada y dar pequeños toquecitos hasta que se absorba completamente. Repite el procedimiento todos los días y notarás la diferencia al cabo de pocas semanas.

Para mujeres embarazadas: Este aceite está indicado para mujeres embarazadas porque cuida especialmente de las pieles sensibles, puedes aplicarlo diariamente sobre las zonas que más sufren el embarazo. Unas gotitas al día sobre el abdominal evitará que la piel se estríe por su propio estiramiento. También es útil en los brazos, los muslos y los glúteos.

Para los bebés: Muchas madres usan el aceite de almendras dulces sobre pequeñas irritaciones o rojeces en el bebé (siempre con el permiso del pediatra).
Es un excelente reconstituyente capilar especialmente indicado en cabellos secos y quebradizos. Nutre e hidrata pieles secas, cabello y uñas. Recomendado en el tratamiento de estrías y arrugas. El aceite de almendras dulces es emoliente, desinflamante y calmante de la piel. Ideal para dar brillo y suavidad a los cabellos maltratados.

 

Aceite  de Argán (Argania Spinosa Oil 100% puro )

Proviene del árbol de argán, uno de los árboles más antiguos del mundo, y solamente se encuentra en las zonas áridas del suroeste de Marruecos. Se obtiene por primera presión en frío y no ha recibido ningún tratamiento químico. Es considerado uno de los aceites más exclusivos del mundo. Su composición especial y su alta concentración en ácidos grasos insaturados, sobre todo en ácido oleico y linoleico, lo convierte en un aceite único Es rico en alfa-tocoferol, un principio activo con fuerte actividad antioxidante. Su alto contenido en antioxidantes naturales, protegen la piel de los radicales libres, causantes del envejecimiento cutáneo, y su alto poder de hidratación, previene la desecación de la piel. Este aceite tiene propiedades regenerantes, restructurantes y reafirmantes. Es muy eficaz para tratar las pieles desvitalizadas o con cicatrices y es excelente para proteger la piel frente a las agresiones externas climáticas o de contaminación.

El aceite de argán es un principio activo muy versátil. Se puede aplicar tanto sobre la cara, como en el cuerpo y el cabello.

Es hidratante. Los ácidos grasos insaturados son responsables de conservar la estructura celular para retener el agua. El argán es rico en estos ácidos grasos, que mantendrán una hidratación óptima.

Nutre intensamente. La elevada presencia de vitaminas antioxidantes como las vitaminas C o E, también conocida como tocoferol, y otros nutrientes esenciales, cuidan las diferentes capas del cutis. Además, como son antioxidantes, neutralizan los radicales libres y evitan su formación si te lo aplicas diariamente.

Es un potente antiedad y regenerador. La acción antioxidante de las vitaminas ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y conservándola suave y tersa.

Penetra fácilmente y no obstruye los poros, actuando en las capas más internas.

Los dermatólogos lo recomiendan para tratar el acné leve, la psoriasis y otro tipo de problemas relacionados con la piel.

Una de sus principales aplicaciones consiste en su extensión por las estrías, porque se ha visto que puede reducirlas.

Produce un efecto de relajación en las quemaduras superficiales de la piel gracias a su efecto cicatrizante. Las embarazadas aplican aceite de argán durante el embarazo para calmar las estrías.

Fortalece las uñas débiles con tendencia a quebrarse.

En tratamientos capilares, la cosmética con aceite de argan aporta brillo y fortaleza al cuero cabelludo, lo hidrata y como resultado se obtiene un cabello con el volumen ideal.

Este aceite proviene de una cooperativa donde muchas mujeres marroquíes han encontrado su fuente de ingresos con buenas condiciones laborales, gracias a un comercio equitativo. En este centro, se logra una alta calidad del producto ya que respeta los métodos tradicionales de obtención de los bereberes.

 

Aceite Vegetal  de Coco  (Cocos Nucifera Oil 100% puro)

Ha sido obtenido por primera presión en frío de la pulpa del coco fresco. Es cien por cien puro y natural sin ningún tratamiento químico. Es una aceite muy rico en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) y en ácidos saturados (ácido laurico, palmítico y esteárico)por lo que nutre la piel aportándole suavidad y elasticidad. Es un aceite suave y sedoso muy beneficioso para pieles sensibles, inflamadas e irritadas. Es muy humectante y actúa como una capa protectora, ayudando a retener la humedad de la piel. Por sus propiedades suavizantes es muy indicado para las zonas sensibles del cuerpo y muy efectivo en las pieles que han sufrido quemaduras por una prolongada exposición al sol. Para la piel, cabellos y uñas. Hidratante y emoliente es de gran valor para las partes del cuerpo en las cuales la piel es muy fina y sensible. Facilita el bronceado en verano combinándolo con un protector solar. Una pequeña cantidad de este aceite aporta brillo al cabello.
Modo de empleo: Aplicar como loción facial con un suave masaje. El Aceite de Coco solidifica con el frío. Para licuar, poner el frasco bajo agua caliente. A partir de 20ºC se mantiene en estado líquido.

 

Aceite Vegetal  de Jojoba  (Simmondsia Chinensis Oil 100% puro )

Se obtiene mediante la primeria presión en frío de los granos de la planta y procede de cultivos libres de pesticidas y de otros tratamientos químicos. Es muy indicado para pieles grasas con tendencia al acné, reestructurando su equilibrio graso. Tiene un efecto emoliente con propiedades suavizantes y descongestionantes. Revitaliza y devuelve al tejido sus resistencia. Retrasa el envejecimiento y la generación de arrugas gracias a sus potentes propiedades antioxidantes. Mantiene la piel humectada, protegiéndola contra cualquier daño o alteración externa.
Ayuda a regular la secreción sebácea de la piel y el cabello quedando limpio e hidratado. Más que un aceite es una cera compuesta por ceramidas, que son sustancias que recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Su alto contenido en vitaminas protege la piel frente a los radicales libres, causantes del envejecimiento de la piel. Contiene ácido linoléico que actúa regenerando las células epiteliales. Uno de las mayores afecciones dérmicas que pueden presentar los cabellos grasos, es la aparición de la dermatitis seborreica. Es una enfermedad inflamatoria de tipo descamativo (se forman y desprenden escamas en la piel que producen picores, caspa y en casos graves caída del cabello). El aceite de jojoba proporciona calma y confort ya que ayuda a disolver el sebo que se deposita en los folículos pilosos. Ayuda a regular la secreción sebácea de la piel y el cabello quedando limpio e hidratado. Limpia y remueve la grasa del cuero cabelludo dejándolo limpio y saludable. Evita, también la descamación del cuero cabelludo. Adecuado para todo tipo de pieles, nutre e hidrata profundamente favoreciendo la recuperación del equilibrio de la piel grasa, seca y con acné. El aceite de jojoba actúa directamente contra el envejecimiento. También se utiliza en el cuidado del cabello y las uñas.
Modo de empleo: Aplicar sobre la piel con un suave masaje. Para tratamientos capilares antiseborreicos y anticaspa, aplicar por todo el cuero cabelludo y dejar actuar mínimo una hora. A continuación lavar de manera habitual.

 

Aceite Vegetal   de Macadamia (Macadamia Ternifolia Oil 100% puro)

Se obtiene por primera presión en frío de la nuez del árbol. Está compuesto por ácidos grasos muy similares a los producidos por el sebo de la piel. Es un aceite muy rico en ácido oleico y palmitoleico, protector de las células, reestructurante, nutritivo, suavizante y calmante. Favorece la microcirculación local y drena el sistema linfático. Es muy indicado para mejorar las cicatrices y estrías. Posee un importante efecto reafirmante. Penetra rápidamente sin dejar una película grasa en la superficie de la piel. Aporta una ligera protección frente a los rayos solares.

Es un cicatrizante muy efectivo. Protege la piel ayudando a evitar que aparezcan las temidas estrías. Este aceite vegetal no obstruye los poros y es apto para todo tipo de piel. Aconsejable usarlo después de la depilación por su efecto calmante. Muy útil en el tratamiento de quemaduras solares y producidas por el fuego. Puede usarse para cuidar la piel de los bebés previniendo la aparición de rozaduras.
Modo de uso: Aplicar una pequeña cantidad sobre la piel preferiblemente humidificada.


Aceite Vegetal  de Pepitas de Uva (Vitis Vinifera
Oil 100% puro)

Este aceite presenta una elevada concentración de ácidos grasos y de vitaminas E y C, que le confieren propiedades antioxidantes que protegen a la piel frente a los procesos oxidativos y el envejecimiento cutáneo. A nivel cutáneo, sus ceramidas naturales (gracias al ácido linóico que contiene), actúan en la reconstitución de los lípidos epidérmicos. Es un excelente regenerador de tejidos y un potente antiinflamatorio. Es un buen agente vehicular en la formulación de preparados para masajes ya que hace que los principios activos de los ingredientes penetren rápidamente en la piel sin dejar residuos grasos. La piel queda intensamente hidratada, reparada y suave gracias a las cualidades emolientes de este aceite.

Hidratante y nutritivo. Aplicado habitualmente retrasa el envejecimiento celular ayudando a combatir las ojeras. De acción antiacné, regula la secreción de sebo: Pieles grasas, mixtas, secas y maduras. Tratamiento capilar anticaspa que deja el cabello más brillante e hidratado.

Modo de empleo: Aplicar sobre la piel limpia con un ligero masaje. Se puede usar puro en el rostro o el cuerpo, mañana y noche.

 

Aceite Vegetal   de Sésamo (Sesamum Indicum Oil 100% puro)

Se obtiene por primera presión en frío de sus granos. Es muy rico en ácidos grasos esenciales muy importantes para mantener la integridad de los tejidos cutáneos. Hidrata, revitaliza y tonifica la piel. Es un potente fotoprotector natural de los rayos ultravioleta por lo que brinda una gran protección contra los efectos nocivos del sol. Regenera la piel en caso de lesiones, irritaciones o descamaciones. Es muy efectivo en los tratamientos para pieles secas y maduras por sus propiedades reestructurantes contra las arrugas y la flacidez. Penetra rápidamente en la piel sin dejar una película grasa. Ideal para pieles secas y escamosas. Anticelulítico, indicado para el uso en zonas del cuerpo agrietadas tales como codos y talones. Es un efectivo antiarrugas que combate finas líneas de expresión debido a que contiene un antioxidante llamado sésamo. Tiene un factor de protección natural ante los rayos UVA.

Modo de empleo: Aplicar con un ligero masaje.

 

 

Aceite Vegetal Rosa Mosqueta (Rosa Rubiginosa Oil 100% puro)

Proviene de Chile y se obtiene por primera presión en frío de los granos de la flor. Este aceite es uno de los que mayor interés ha despertado en el área de dermatología, nutrición y cosmética debido a que sus usos y aplicaciones van desde la regeneración de tejidos dañados, el retardo de los signos de envejecimiento prematuro, y la prevención en la formación de arrugas, hasta el tratamiento de piel afectada por quemaduras o expuesta a radioterapia. Además de sus efectos en las capas externas de la piel, también revitaliza las células de las capas interiores, las que producen el colágeno y la elastina, responsables de la firmeza y elasticidad de la piel. El aceite de rosa mosqueta regenera y nutre la piel eliminando arrugas no profundas y reduciendo cicatrices y estrías. Redistribuye la pigmentación permitiendo la eliminación de manchas. Estas beneficiosas acciones son producto de su alto contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados y en vitamina F.

Es un potente antioxidante que suaviza, elastiza y regenera la piel. Mejora la apariencia de las estrías y difumina manchas, cicatrices y arrugas. También calma pieles irritadas o con psoriasis. Aporta efecto humectante en quemaduras creando una capa protectora, regenerando la epidermis.

Modo de empleo: Aplicar de una a tres veces al día con masajes circulares hasta su completa absorción.

 

Aceite Arbol de Té (Tea Tree Oil  100% puro )  

El aceite esencial se puede usar directamente de la botellita contenedora. Aplicar con los dedos o con ayuda de un bastoncillo de algodón.

Usos:

Verrugas: Añadir unas gotas de éste aceite en un algodón y colocarlo sobre la verruga, tapar con un apósito y dejarlo

actuar toda la noche. Al día siguiente destapar y repetir el proceso hasta que desaparezca.

Piojos: Aplicar directamente en el cuero cabelludo añadiendo unas gotas al champú. También regula la grasa del cabello.

Repelente de insectos: Pulverizar aceite diluido en agua, por toda tu piel.

Baños con árbol de té

Baño: Llenar la bañera con agua caliente y echar 8 gotas de aceite esencial. Meterse en el agua y relajarse durante al menos 10minutos. Rebajar la dosis a la mitad o menos si el baño es para un niño pequeño.

Baño de asiento: Llenar una bañera pequeña, hasta cubrir los riñones, con agua caliente y echar 8 gotas de aceite esencial. Sentarse dentro durante al menos 10 minutos y lavar bien la zona afectada antes de salir.

Baño de manos o pies: Llenar un barreño mediano con agua caliente y echar 6 gotas de aceite esencial. Remojar las manos o los pies durante al menos 5 minutos.

En compresa: Llenar un bol con agua (caliente o fría según el caso) y echar 5 gotas de aceite de árbol de té. Remojar un paño limpio de algodón en esta solución y colocar sobre la zona afectada. También se pueden hacer cataplasmas con arcilla y unas gotas de árbol de té.

Enjuague bucal: Llenar un vaso con agua caliente, echar 8 gotas de árbol de té (dependiendo del tamaño del vaso) y remover bien. Hacer gárgaras y enjuagarse la boca con esta solución.

Inhalaciones:  Echar 7 gotas en un pañuelo de tela, e inhalar a lo largo del día. Para inhalar durante la noche, echar varias gotas sobre la almohada.

Aceite de masaje: Echar 7 gotas de aceite esencial por cada cucharada de aceite para masaje, como el de jojoba. Para un uso más concentrado se puede aumentar a 12 gotas de árbol de té por cada cucharada de aceite base.

Champú: Echar 10 gotas de aceite esencial de árbol de té por cada cucharada de champú, con pH neutro.

Crema, gel o loción: Echar 8 gotas de aceite de árbol de té por cada cucharada de crema, gel o agua destilada, y remover bien.

 

ACEITE DE ARNICA (Arnica montana Oil 100% puro)

Son muchas las propiedades que nos ofrece el aceite de árnica para la salud y la belleza. Es decir, también es un aceite terapéutico natural. Tiene un interés científico bastante elevado y se han realizado muchos estudios.

Favorece la circulación sanguínea cuando se aplica con masajes en dirección al corazón.

Ideal para tratar zonas del cuerpo que han sufrido golpes, porque previene la concentración de sangre que forma los hematomas.

Aporta una sensación calmante de calor. Es muy útil para evitar el dolor del frío.

Antibacteriano. Contiene vitaminas antioxidantes al igual que otros muchos aceites.

Al producir calor, algunos productos combinan el aceite de árnica y cremas de harpagofito, ya que calma el dolor de las articulaciones afectadas por la artritis.

Calma las agujetas: muchos deportistas lo tienen como terapia natural.

Es hidratante, antienvejecimiento y nutritivo.

Para masajes terapéuticos:lo puedes emplear como analgésico sobre la parte del cuerpo a tratar. Prepara una loción previamente o añádelo a una crema hidratante para facilitar la absorción de la piel. Lo puedes combinar con otros aceites vegetales para obtener aún más propiedades

Como cosmético antiedad para la piel:  sus vitaminas neutralizan los radicales libres. Previene la aparición temprana de signos de la edad y aporta hidratación.

Para el cabello: también es muy útil en el cabello por su acción reparadora. Nutre intensamente las raíces del cuero cabelludo. Notarás efectos positivos si lo utilizas dos veces por semana durante un mes y medio aproximadamente.

Para el acné y las estrías:   apropiado para tratar las inclemencias de la adolescencia, como son el acné y la aparición de estrías.

Para las estrías rojas funciona de fábula.

 

ACEITE DE CALENDULA (Calendula officinalis Flower Oil 100% puro)

Propiedades del aceite vegetal de caléndula para la piel

Antiinflamatorio. Es indicado para pieles sensibles susceptibles de inflamaciones o irritaciones causadas por alergias. Actúa deshinchando la zona afectada si lo aplicas diariamente sobre la misma.

Calmante. Después de someter al cutis a tratamientos agresivos como una depilación..

Hidratante. Como ocurre con todos los aceites esenciales, el de caléndula es rico en ácidos grasos insaturados que evitan la pérdida de agua en las células. Así consigue mantenerlas sanas y turgentes, y consecuentemente un cutis hidratado y luminosa. Muy apto para pieles secas o muy secas.

Nutritivo y antiedad. Rico en vitamina E. Las vitaminas aportan la nutrición necesaria a las células (junto con los ácidos grasos esenciales) para conservar un rostro joven

Desmaquillante. Puedes usar el aceite esencial de caléndula como producto desmaquillante, como alternativa a otros cosméticos con alcohol. Esta característica es interesante sobre todo para pieles muy sensibles que se irritan fácilmente.

Realmente, cualquiera puede beneficiarse de este maravilloso extracto oleoso. No obstante, hay algunas personas a las que les viene especialmente bien por sus condiciones dermatológicas.

Para pieles muy sensibles. El aceite de caléndula cuida estas pieles como ningún otro y sus propiedades antiinflamatorias y calmantes ayudan a proporcionar un efecto relajante en situaciones de estrés.

Para bebés. Muchas mamás lo usan para reducir las pequeñas irritaciones que aparecen en los bebés. Las embarazadas también se lo aplican para reducir las estrías causadas durante esta etapa.

Para personas con alteraciones dermatológicas como el acné o la psoriasis. Muchos dermatólogos lo recomiendan junto al aceite de rosa mosqueta. Simplemente debes añadir unas gotas sobre los granitos cada día para que vayan desapareciendo.

 

ACEITE DE LAVANDA (Oil 100% puro)

Beneficios Para nuestra salud

Acción relajante. El aceite esencial lavanda actúa como sedante. Con ello se evita la depresión y los problemas para dormir.

Es un gran antiséptico. Actúa eficazmente contra microorganismos bacterianos y fúngicos

Antiinflamatorio. Contrarresta los efectos de la inflamación, así como del dolor muscular.

Combate problemas dérmicos tales como el acné o la psoriasis. También ayuda a regenerar la dermis después de quemaduras, ya que activa el metabolismo celular.

Para nuestra piel: Es un buen preventor de los signos de la edad es que tiene una capacidad regeneradora que no posee ningún otro aceite esencial.

Activa el metabolismo de los tejidos. Igual que se aplica con las quemaduras, también es útil en tratamientos de belleza natural. La lavanda contribuye en la regeneración activa del tejido para mantener la piel lo más joven posible.

Aporta un extra de hidratación. El agua es esencial para que una célula se mantenga sana, ya que interviene prácticamente en todas las rutas metabólicas esenciales.

Aceite esencial de lavanda para el cabello: La lavanda deja un aroma especial cuando lo empleamos en cuidados capilares. Ayuda a recuperar el pelo dañado y a alisarlo si añades unas gotas sobre tu champú habitual.

En nuestra higiene: Puedes realizar baños aromáticos en tu casa a partir de la lavanda. Como resultado, no solo tendrás un buen olor, sino que habrás desinfectado todo tu cuerpo. Te sentirás en un manjar de dioses y te olvidarás de todos tus problemas, debido a la sensación de relajación que otorga lavanda.

Para los piojos: Si tus niños tienen piojos, prueba con el aceite esencial de lavanda o de árbol del té para combatirlos. Suele ser bastante efectivo y además no es un producto que pueda dañar su pelo. Si tu mascota tiene pulgas también puedes aplicarle unas gotas diariamente.

 

 ACEITE DE ROMERO (Oil 100% puro)

La primera propiedad que llama la atención es su acción antiedad.

El aceite de romero se usa mucho sobre la piel . Es muy rico en vitaminas, posee carácter antioxidante previniendo así el envejecimiento prematuro de la piel. El cutis agradece el uso cosmético de este extracto oleoso, especialmente en pieles secas. A largo plazo podrás lucir una piel joven y tersa. Pero hay muchas más propiedades.

Un efectivo hidratante. Al ser un aceite, contiene concentraciones óptimas de ácidos grasos insaturados. Las grasas esenciales tienen muchas funciones, entre otras forman parte de las membranas celulares (bicapas lipídicas). Cuando las membranas se encuentran en perfecto estado, retienen mejor el agua y consecuentemente mejoran la hidratación de la dermis.

Es calmante. Muchos deportistas aprovechan el aceite de romero por sus beneficios antiinflamatorios. Cuando llevan muchas horas realizando ejercicio, muchos músculos tienden a sobrecargarse, inflamarse y provocan dolencias.

Las vitaminas también confieren al aceite de romero propiedades antimicrobianas y antifúngicas. Para evitar infecciones, se puede aplicar sobre las heridas cerradas, que ya han cicatrizado.

Favorece la disminución de las cicatrices y las estrías, y así la dermis podrá regenerarse sin dejar rastro de la herida.

El aceite esencial de romero combate la halitosis precisamente porque es “esencial”. Entre su aroma y su poder bactericida elimina los microorganismo no deseados de la boca, y tu aliento volverá a su frescura habitual.

Limpia los conductos nasales a fondo, facilitando la respiración y suavizando la congestión que aparece en los resfriados, y en los constipados.

Para el cabello: Se emplea para mejorar el crecimiento del cabello y detener su caída, fortalecer las fibras capilares y nutrir los folículos pilosos. Asimismo, combate las canas e hidrata la barba, el bigote, las cejas…

Normalmente se aplica junto a una toalla húmeda en los cabellos secos, dañados y quemados. Si es muy graso no se recomienda. También puedes añadir unas gotas del aceite a tu champú ya que le aporta nutrientes para cuidar el cuero cabelludo, los folículos pilosos y las puntas abiertas.